sponsored links

¿Ven cómo sí era puro pedo?

July 31st, 2007 Posted in Banco Santander, Bank of America, Banxico No Comments »

Cuando, al lado de dos buenos amigos, di inicio a El pedote de FeCal, hace casi un año, no fue difícil, para quienes compartían nuestras lecturas periodísticas desde mi primera bitácora, identificar algunas de las acepciones que abarca el vasto nombre de este blog. En efecto, pedote es, en primer lugar, una de las descripciones posibles de Felipe Calderón, enfermo de poder y de alcoholismo: “mira quién va tambaleándose por nuestros corredores –murmura la gente en Los Pinos–; es el pedote de FeCal“. Pero, además, un pedote es, o querría ser, la consecuencia fisiológica que cosecharían nuestras críticas en alguien que no tolera la crítica; por eso durante algún tiempo nuestro lema, visible en el primer encabezado de la página, fue “saquémosle un pedote a FeCal“.

Apenas entronizado, Calderón mismo, con sus acciones espectaculares, nos hizo descubrir, dentro de la polisemia del título del blog, significados que unas semanas antes no sospechábamos el usurpador estaba por abrir. Lo del “ataque frontal” al narcotráfico es puro pedo, por supuesto. Un pedote; o quizá sólo un pedito. Lo dijimos cuando, con bombo y platillo, la prensa anunció la incautación del efectivo encontrado en la casa de Zhenli Ye Gon: “Podemos calificar el suceso como el más espectacular, hasta este momento, de los grandes “pedotes” mediáticos con que FeCal pretende legitimarse ante una opinión pública que no acaba de sentir simpatía por un hombre que llegó al poder gracias al fraude electoral y a una campaña publicitaria que consistió, fundamentalmente, en mentirles a sus partidarios y en ridiculizar a sus opositores”.

Hablando de incautaciones, algunos incautos que cayeron en el garlito panista nos dijeron por entonces (era marzo): “ustedes no son más que unos amargados, vinagrillos pejistas; reconozcan que algún mérito tiene el gobierno por hacer bien las cosas; déjenlo trabajar”, etc., etc., etc.

Pero ¿qué creen? Que el (des) gobierno vuelve a darnos la razón. El Universal publica hoy que, para la PGR, los quiénsabecuántoscientos millones de dólares de la casa de Ye Gon… ¡no son prueba contra Ye Gon! Quesque por eso enviaron la pachocha a Estados Unidos, para lavar –perdón: para autentificar el dinero, cuyo destino último es, supuestamente, repartirlo entre diversas dependencias del gobierno, como el botín que un ladrón le arrebata a otro, arrogándose cien años de perdón. Perdón para Calderón, pero también perdón para el chino, pues, siguiendo la lógica (?) calderonista –es decir: observando los erráticos palazos de ciego de FeCal–, cada día se entiende menos por qué se quiere tener a Ye Gon en la cárcel.

O, bueno: de entender, sí entendemos…

Para PGR, los 205 mdd no eran prueba contra Ye Gon, aclaran
Francisco Reséndiz
El Universal
31 de julio de 2007

La Procuraduría General de la República (PGR) determinó que los 205 millones de dólares asegurados al empresario Zhenli Ye Gon —investigado por narcotráfico— no constituyen elemento de prueba en su contra

La Procuraduría General de la República (PGR) determinó que los 205 millones de dólares asegurados al empresario Zhenli Ye Gon —investigado por narcotráfico— no constituyen elemento de prueba en su contra, por lo que se decidió realizar su autentificación en EU y luego repartirlo.

El director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Luis Miguel Álvarez Alonso, aclaró que la ley dice que si fuera necesario conservar el dinero para fines de averiguación previa o proceso penal la autoridad ordenaría que se guarde y garantice su estado.

Detalló ante legisladores de la Comisión Permanente que el 13 de julio el SAE recibió una comunicación del Ministerio Público Federal en la que le informa el acuerdo de abandono del dinero y que éste tiene que ser repartido por igual al Poder Judicial, a la PGR y la Secretaría de Salud.

Aceptó que hay recursos que provienen de averiguaciones previas y el SAE tiene que resguardar de manera física; sí —dijo— podemos hablar de que en muchas ocasiones esperamos hasta años para poder darle destino a esos recursos porque necesitamos la declaratoria definitiva del juez respecto a si es o no recursos del gobierno federal.

Antes subrayó que se realizan hasta mil procedimientos similares al año y agregó: “No hubo ningún tipo de restricción por parte del Ministerio Público respecto a mantenerlo físicamente en resguardo”.

Y precisó: “si la autoridad competente lo considera como un elemento de prueba para una averiguación o proceso penal, entonces se resguardada el numerario físico en bóveda, ya que así lo establece el artículo 182G, tercer párrafo, del Código Federal de Procedimientos Penales.”

Dicho artículo establece que en caso de billetes o piezas metálicas que por tener marcas, señas u otras características sea necesario conservar para fines de la averiguación previa o el proceso penal, la autoridad judicial o el Ministerio Público así lo indicará al SAE para que éste los guarde y conserve en el estado que los reciba. En este caso no se generan intereses.

Álvarez Alonso puso énfasis en que los 205 millones de dólares, decomisados a Ye Gon el pasado 17 de marzo, se depositaron en el Bank of America porque la PGR no pidió su resguardo como prueba acusatoria o pericial contra el empresario, para su conteo y autentificación.

Dijo que la Reserva Federal del Tesoro de Estados Unidos —del cual depende el Bank of America— es la única instancia legal facultada para autentificar el numerario y contar el dinero asegurado en la casa de las Lomas de Chapultepec, por lo cual cobró casi un millón y medio de dólares en comisiones.

Al detallar la ruta del dinero físico, dijo que la PGR entregó el numerario a Banjército y éste a su vez al Banco Santander, filial del Bank of America en México, y éste a su matriz en Estados Unidos. A partir de este proceso el gobierno mexicano no volvió a ver físicamente el dinero.

“Entonces, los dólares desde luego que viajaron físicamente a los Estados Unidos para ser autentificados y contados… físicamente los dineros, al no ser parte de una prueba en una investigación y ser auténticos, se convierten en circulante”, acotó.

Luego, el Bank of America acreditó el dinero y avisó mediante certificación electrónica al Banco Santander, que hizo lo mismo al Banjército, quien remitió la transferencia a la Tesorería de la Federación y al SAE, y luego al Banco de México (Banxico).

Original post by Eratóstenes Horamarcada

AddThis Social Bookmark Button

¿Ven cómo sí era puro pedo?

July 31st, 2007 Posted in Banco Santander, Banjercito, Bank of America, Banxico No Comments »

Cuando, al lado de dos buenos amigos, di inicio a El pedote de FeCal, hace casi un año, no fue difícil, para quienes compartían nuestras lecturas periodísticas desde mi primera bitácora, identificar algunas de las acepciones que abarca el vasto nombre de este blog. En efecto, pedote es, en primer lugar, una de las descripciones posibles de Felipe Calderón, enfermo de poder y de alcoholismo: “mira quién va tambaleándose por nuestros corredores –murmura la gente en Los Pinos–; es el pedote de FeCal“. Pero, además, un pedote es, o querría ser, la consecuencia fisiológica que cosecharían nuestras críticas en alguien que no tolera la crítica; por eso durante algún tiempo nuestro lema, visible en el primer encabezado de la página, fue “saquémosle un pedote a FeCal“.

Apenas entronizado, Calderón mismo, con sus acciones espectaculares, nos hizo descubrir, dentro de la polisemia del título del blog, significados que unas semanas antes no sospechábamos el usurpador estaba por abrir. Lo del “ataque frontal” al narcotráfico es puro pedo, por supuesto. Un pedote; o quizá sólo un pedito. Lo dijimos cuando, con bombo y platillo, la prensa anunció la incautación del efectivo encontrado en la casa de Zhenli Ye Gon: “Podemos calificar el suceso como el más espectacular, hasta este momento, de los grandes “pedotes” mediáticos con que FeCal pretende legitimarse ante una opinión pública que no acaba de sentir simpatía por un hombre que llegó al poder gracias al fraude electoral y a una campaña publicitaria que consistió, fundamentalmente, en mentirles a sus partidarios y en ridiculizar a sus opositores”.

Hablando de incautaciones, algunos incautos que cayeron en el garlito panista nos dijeron por entonces (era marzo): “ustedes no son más que unos amargados, vinagrillos pejistas; reconozcan que algún mérito tiene el gobierno por hacer bien las cosas; déjenlo trabajar”, etc., etc., etc.

Pero ¿qué creen? Que el (des) gobierno vuelve a darnos la razón. El Universal publica hoy que, para la PGR, los quiénsabecuántoscientos millones de dólares de la casa de Ye Gon… ¡no son prueba contra Ye Gon! Quesque por eso enviaron la pachocha a Estados Unidos, para lavar –perdón: para autentificar el dinero, cuyo destino último es, supuestamente, repartirlo entre diversas dependencias del gobierno, como el botín que un ladrón le arrebata a otro, arrogándose cien años de perdón. Perdón para Calderón, pero también perdón para el chino, pues, siguiendo la lógica (?) calderonista –es decir: observando los erráticos palazos de ciego de FeCal–, cada día se entiende menos por qué se quiere tener a Ye Gon en la cárcel.

O, bueno: de entender, sí entendemos…

Para PGR, los 205 mdd no eran prueba contra Ye Gon, aclaran
Francisco Reséndiz
El Universal
31 de julio de 2007

La Procuraduría General de la República (PGR) determinó que los 205 millones de dólares asegurados al empresario Zhenli Ye Gon —investigado por narcotráfico— no constituyen elemento de prueba en su contra

La Procuraduría General de la República (PGR) determinó que los 205 millones de dólares asegurados al empresario Zhenli Ye Gon —investigado por narcotráfico— no constituyen elemento de prueba en su contra, por lo que se decidió realizar su autentificación en EU y luego repartirlo.

El director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), Luis Miguel Álvarez Alonso, aclaró que la ley dice que si fuera necesario conservar el dinero para fines de averiguación previa o proceso penal la autoridad ordenaría que se guarde y garantice su estado.

Detalló ante legisladores de la Comisión Permanente que el 13 de julio el SAE recibió una comunicación del Ministerio Público Federal en la que le informa el acuerdo de abandono del dinero y que éste tiene que ser repartido por igual al Poder Judicial, a la PGR y la Secretaría de Salud.

Aceptó que hay recursos que provienen de averiguaciones previas y el SAE tiene que resguardar de manera física; sí —dijo— podemos hablar de que en muchas ocasiones esperamos hasta años para poder darle destino a esos recursos porque necesitamos la declaratoria definitiva del juez respecto a si es o no recursos del gobierno federal.

Antes subrayó que se realizan hasta mil procedimientos similares al año y agregó: “No hubo ningún tipo de restricción por parte del Ministerio Público respecto a mantenerlo físicamente en resguardo”.

Y precisó: “si la autoridad competente lo considera como un elemento de prueba para una averiguación o proceso penal, entonces se resguardada el numerario físico en bóveda, ya que así lo establece el artículo 182G, tercer párrafo, del Código Federal de Procedimientos Penales.”

Dicho artículo establece que en caso de billetes o piezas metálicas que por tener marcas, señas u otras características sea necesario conservar para fines de la averiguación previa o el proceso penal, la autoridad judicial o el Ministerio Público así lo indicará al SAE para que éste los guarde y conserve en el estado que los reciba. En este caso no se generan intereses.

Álvarez Alonso puso énfasis en que los 205 millones de dólares, decomisados a Ye Gon el pasado 17 de marzo, se depositaron en el Bank of America porque la PGR no pidió su resguardo como prueba acusatoria o pericial contra el empresario, para su conteo y autentificación.

Dijo que la Reserva Federal del Tesoro de Estados Unidos —del cual depende el Bank of America— es la única instancia legal facultada para autentificar el numerario y contar el dinero asegurado en la casa de las Lomas de Chapultepec, por lo cual cobró casi un millón y medio de dólares en comisiones.

Al detallar la ruta del dinero físico, dijo que la PGR entregó el numerario a Banjército y éste a su vez al Banco Santander, filial del Bank of America en México, y éste a su matriz en Estados Unidos. A partir de este proceso el gobierno mexicano no volvió a ver físicamente el dinero.

“Entonces, los dólares desde luego que viajaron físicamente a los Estados Unidos para ser autentificados y contados… físicamente los dineros, al no ser parte de una prueba en una investigación y ser auténticos, se convierten en circulante”, acotó.

Luego, el Bank of America acreditó el dinero y avisó mediante certificación electrónica al Banco Santander, que hizo lo mismo al Banjército, quien remitió la transferencia a la Tesorería de la Federación y al SAE, y luego al Banco de México (Banxico).

Original post by Eratóstenes Horamarcada

AddThis Social Bookmark Button

Su propio juego

July 25th, 2007 Posted in Bank of America, Banmex, china, drogas, lavado de dinero No Comments »

Eduardo Valle
¡Por esto!
25 de julio de 2007

Como cualquiera podía esperar -con la excepción de las autoridades mexicanas- la DEA hizo su propio juego en el caso de Zhenli Ye Gon. Desde junio, hace más de un mes, lo acusó ante un juez federal de los EUA de tráfico de drogas (¡por 500 gramos de seudoefedrina!) y lavado de dinero.

De esta forma el día lunes ya tarde, en Silver Springs o en Rockville, Maryland, mientras Ye Gon se reunía en un restaurante (de comida asiática) con uno de sus abogados, fue arrestado por la DEA. Se suponía existía un trato para que Ye Gon se entregara al U.S. Marshalls el próximo jueves, pero esto a la DEA no le gustó y antes fue por él.

Así que ahora Ye Gon tendrá que enfrentar un juicio en los Estados Unidos antes de que se tramite la solicitud de extradición del gobierno mexicano en relación con su persona. Y en el caso probable de ser encontrado culpable, entonces va a tener que cumplir su condena en una de las cárceles de EUA antes de ser extraditado a México. A menos que se presentara un acuerdo extraordinario entre Washington y la Ciudad de México. Pero, por lo pronto, Ye Gon está detenido en EUA no por una presión o demanda del gobierno mexicano sino por una orden de arresto estadounidense. Por si fuera poco -y el dato no es menor- una mujer -Michelle Wong- fue arrestada en Las Vegas, Nevada, como cómplice de Ye Gon. Con lo que se afirma que el arresto de Ye Gon se realizó no por requerimiento del gobierno mexicano, sino por una orden de un juez estadounidense. Y entonces primero tendrá que cumplir “allá” antes de ser extraditado para “acá”. Lo cual no le va a gustar mucho al gobierno de México quien quería tenerlo lo más pronto posible en sus manos.

¿Para qué quiere la DEA a Ye Gon? No para reclamar parte del dinero confiscado, “abandonado y rescatado”, de Ye Gon. Si lo que nos han dicho es cierto -y hay un buen margen razonable de duda- el dinero físicamente está depositado en Estados Unidos en una cuenta del Banco de México, y esa cuenta propiedad de un banco central es intocable por acuerdos y tratados internacionales. Entonces lo que la DEA quiere de Ye Gon es información sobre los productores de seudoefedrina en China continental y sus contactos de exportación en diversas partes del mundo, incluida Europa.

Por supuesto, esto le cambia la jugada a los abogados estadounidenses de Ye Gon. Ellos esperaban enfrentarse a una expulsión o deportación del territorio estadounidense de Ye Gon -por haber ingresado en forma ilegal- o un proceso de extradición frente al cual dirían que se trataba de una persecución política -“este hombre irá tras las rejas”, dijo en un discurso reciente Felipe Calderón- pero ahora van a tener que trabajar sobre la base de una acusación que habla de medio kilo de drogas de diseño y de lavado de dinero. Y para documentar que este asunto no se trata de una requisitoria mexicana, ya se sabe que la DEA también incursionó en el domicilio de Ye Gon en la ciudad de Wheaton, Maryland. Nada más para hacerle ver al presidente Calderón y al gobierno mexicano que la DEA -Karen Tandy- tiene su propio juego; el cual puede o no coincidir con el de Eduardo Medina Mora, el titular de la PGR. Veremos qué pasa.

mvalle131@aol.com

Original post by Eratóstenes Horamarcada

AddThis Social Bookmark Button

El extraño caso de Zhenli Ye Gon

July 9th, 2007 Posted in Bank of America No Comments »

Miguel Ángel Granados Chapa
Columna Plaza pública
Periódico AM
4 de julio de 2007

Ya era extrañísimo el extraño caso de Zhenli Ye Gon. Y desde el domingo se ha vuelto más que superlativamente extraño. Es una complicada trama en que al partido en el Gobierno se le involucra en lavado de millonarias sumas de dinero en dólares y un Secretario de Estado no mencionado por su nombre se pone el saco y sale a responder el señalamiento de que obligó a un empresario dedicado a actividades lícitas a guardar millones de dólares, el año pasado, destinadas a la campaña de Felipe Calderón.

El domingo pasado la Procuraduría General de la República dio a conocer la presentación de una extraña carta del abogado en Estados Unidos del empresario prófugo, destinada “a buscar un arreglo que beneficie a su cliente”. El documento insinúa, dice la PGR, que el dinero hallado en su casa en marzo pasado “había sido eventualmente destinado a la pasada campaña del Partido Acción Nacional”.

Como se recuerda, porque el asunto es inolvidable, el 15 de marzo fue hallada en un domicilio de las Lomas de Chapultepec una suma inmensa en billetes cuidadosamente empacados: 205 millones de dólares y sumas menores de euros y pesos. La PGR difundió fotografías que permitieron saber que no eran ciento cincuenta mil pesos los hallados sino 17 millones. Pero eso, siendo importante, era lo de menos. Lo de más es que en apariencia la enorme fortuna provenía del narcotráfico: a través de su empresa, legalmente establecida, Zhenli Ye Gon importaba precursores químicos que eran vendidos a productores de anfetaminas, una droga ilegal. El empresario no fue detenido, pero sí quienes fueron reputados como sus cómplices, incluida su esposa y cuñado, que están siendo procesados a partir del 23 de junio.

En la siguiente semana el abogado del prófugo, presentó una propuesta de negociación, supongo que dentro de la cultura jurídica norteamericana de lograr un “deal” entre la acusación y la defensa. La promoción disgustó a la procuraduría mexicana que la calificó de “inescrupulosa” destinada “inútilmente a chantajear al Gobierno de México con afirmaciones absurdas e inverosímiles”. Carente de lógica, el relato de Zhelin Ye Gon puede parecer fantasioso. Pero eso puede decirlo cualquier persona, no la autoridad ministerial encargada de perseguir los delitos, cuando quien lo formula es un presunto delincuente. En vez de decir que atribuir el dinero al PAN, “es una afirmación no sólo falsa, sino ridícula”, la PGR tendría la obligación de urgir la captura del empresario, que se presume está en México, para indagar su dicho y concluir si es verdadero o falso. Pero la PGR se apresuró a desmentir expresiones no dichas. Se habló del PAN, no del Gobierno de la República, por lo que carece de sentido afirmar que ese Gobierno “que nada tiene que ocultar, ni temer al respecto, rechazó de inmediato y de manera enérgica dicho intento de chantaje perverso”.

Igual apresuramiento y error cometió el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón. Una persona llamada Javier Alarcón fue citada por Zhenli Ye Gon y por lo tanto el neoneopanista –apenas la semana pasada se afilió al partido— pudo legítimamente rechazar las interpretaciones que lo involucran, ya que no es el suyo sino otro nombre el implicado. Pero emitió un comunicado de prensa como si se le involucrara y dio varias entrevistas de prensa en igual sentido. Se mostró irritadísimo ante “acusaciones… falsas, absurdas, inverosímiles, tramposas y perversas”. Tanto él personalmente, como el Gobierno, según dijo la PGR, se reservaron “el derecho de acudir a los tribunales de México y de Estados Unidos de América, para denunciar al señor Zhenli Ye Gon y a sus abogados por las aseveraciones difamatorias y calumniosas que le fueron dolosamente imputadas”.

Aguzado su sentido de la oportunidad periodística ante la emisión del comunicado de la PGR, la agencia The Associated Press, AP, difundió una entrevista de televisión realizada en Nueva York el 17 de mayo con el propio Zhenli Ye Gon, y que estaba embargada, en espera de concluir una investigación más amplia sobre el tema. Aunque su mal español podría prestarse a interpretaciones, es inequívoco que el empresario relata la presión ejercida sobre él por “Javier Alarcón” para obligarlo a guardar millonarias sumas de dinero.

Rogelio de la Garza -abogado en México de Zhenli Ye Gon, que lo fue también de Vicente Carrillo Fuentes y de otros presuntos narcotraficantes eminentes- apareció en la escena con versiones extrañas sobre su cliente y su abogado en Estados Unidos. Acaso porque estorba su estrategia local, asegura que la propuesta de Ye Gon a la representación mexicana en Washington fue hecha sin anuencia ni conocimiento del empresario, y que no necesariamente dice lo que aparece diciendo a AP. Asegura que Zhenli Ye Gon habría preferido hablar en inglés y no en español, que mal utiliza. Y ofreció una información relevante que debimos conocer, no por su boca, sino por el Gobierno mexicano: los 205 millones de dólares fueron enviados al Bank of America, en Estados Unidos, siendo que están bajo el régimen de bienes asegurados y oficialmente se les trasladó a la sede principal del Banco Nacional del Ejército y la Armada. El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) supone que están en la Reserva Federal norteamericana, lo que de ser cierto, es un nuevo factor extraño, extrañísimo en el extraño caso del señor Zhenli Ye Gon, extrañamente prófugo siendo que una agencia periodística es capaz de hallarlo.

Cajón de Sastre

Terco en introducir un régimen de economía de mercado en el campo mexicano, aun en cultivos como el de la caña de azúcar que se realiza con resabios feudales, el presidente Fox sigue mostrando, siete meses después de haberse marchado, que su terquedad ha sido y es gravosa para el país. La Suprema Corte de Justicia de la Nación está discutiendo una acción de inconstitucionalidad emprendida por la Procuraduría General de la República en septiembre de 2005 para frenar la Ley de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar. Impulsada por los legisladores cañeros, esa ley iba a ser vetada por Fox, pero lo impidieron numerosas marchas de cultivadores del dulce. Ante la presión, Fox publicó la ley el 22 de agosto de aquel año, en el entendido de que serían reformados posteriormente los pasajes que le incomodaban. Como los legisladores cañeros no cumplieron su palabra, Fox pidió a la PGR iniciar esta acción de inconstitucionalidad que busca impedir la fijación del precio de la caña, pues se le supone contrario a la Constitución.

Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

Original post by Eratóstenes Horamarcada

AddThis Social Bookmark Button

El extraño caso de Zhenli Ye Gon

July 9th, 2007 Posted in Bank of America No Comments »

Miguel Ángel Granados Chapa
Columna Plaza pública
Periódico AM
4 de julio de 2007

Ya era extrañísimo el extraño caso de Zhenli Ye Gon. Y desde el domingo se ha vuelto más que superlativamente extraño. Es una complicada trama en que al partido en el Gobierno se le involucra en lavado de millonarias sumas de dinero en dólares y un Secretario de Estado no mencionado por su nombre se pone el saco y sale a responder el señalamiento de que obligó a un empresario dedicado a actividades lícitas a guardar millones de dólares, el año pasado, destinadas a la campaña de Felipe Calderón.

El domingo pasado la Procuraduría General de la República dio a conocer la presentación de una extraña carta del abogado en Estados Unidos del empresario prófugo, destinada “a buscar un arreglo que beneficie a su cliente”. El documento insinúa, dice la PGR, que el dinero hallado en su casa en marzo pasado “había sido eventualmente destinado a la pasada campaña del Partido Acción Nacional”.

Como se recuerda, porque el asunto es inolvidable, el 15 de marzo fue hallada en un domicilio de las Lomas de Chapultepec una suma inmensa en billetes cuidadosamente empacados: 205 millones de dólares y sumas menores de euros y pesos. La PGR difundió fotografías que permitieron saber que no eran ciento cincuenta mil pesos los hallados sino 17 millones. Pero eso, siendo importante, era lo de menos. Lo de más es que en apariencia la enorme fortuna provenía del narcotráfico: a través de su empresa, legalmente establecida, Zhenli Ye Gon importaba precursores químicos que eran vendidos a productores de anfetaminas, una droga ilegal. El empresario no fue detenido, pero sí quienes fueron reputados como sus cómplices, incluida su esposa y cuñado, que están siendo procesados a partir del 23 de junio.

En la siguiente semana el abogado del prófugo, presentó una propuesta de negociación, supongo que dentro de la cultura jurídica norteamericana de lograr un “deal” entre la acusación y la defensa. La promoción disgustó a la procuraduría mexicana que la calificó de “inescrupulosa” destinada “inútilmente a chantajear al Gobierno de México con afirmaciones absurdas e inverosímiles”. Carente de lógica, el relato de Zhelin Ye Gon puede parecer fantasioso. Pero eso puede decirlo cualquier persona, no la autoridad ministerial encargada de perseguir los delitos, cuando quien lo formula es un presunto delincuente. En vez de decir que atribuir el dinero al PAN, “es una afirmación no sólo falsa, sino ridícula”, la PGR tendría la obligación de urgir la captura del empresario, que se presume está en México, para indagar su dicho y concluir si es verdadero o falso. Pero la PGR se apresuró a desmentir expresiones no dichas. Se habló del PAN, no del Gobierno de la República, por lo que carece de sentido afirmar que ese Gobierno “que nada tiene que ocultar, ni temer al respecto, rechazó de inmediato y de manera enérgica dicho intento de chantaje perverso”.

Igual apresuramiento y error cometió el secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón. Una persona llamada Javier Alarcón fue citada por Zhenli Ye Gon y por lo tanto el neoneopanista –apenas la semana pasada se afilió al partido— pudo legítimamente rechazar las interpretaciones que lo involucran, ya que no es el suyo sino otro nombre el implicado. Pero emitió un comunicado de prensa como si se le involucrara y dio varias entrevistas de prensa en igual sentido. Se mostró irritadísimo ante “acusaciones… falsas, absurdas, inverosímiles, tramposas y perversas”. Tanto él personalmente, como el Gobierno, según dijo la PGR, se reservaron “el derecho de acudir a los tribunales de México y de Estados Unidos de América, para denunciar al señor Zhenli Ye Gon y a sus abogados por las aseveraciones difamatorias y calumniosas que le fueron dolosamente imputadas”.

Aguzado su sentido de la oportunidad periodística ante la emisión del comunicado de la PGR, la agencia The Associated Press, AP, difundió una entrevista de televisión realizada en Nueva York el 17 de mayo con el propio Zhenli Ye Gon, y que estaba embargada, en espera de concluir una investigación más amplia sobre el tema. Aunque su mal español podría prestarse a interpretaciones, es inequívoco que el empresario relata la presión ejercida sobre él por “Javier Alarcón” para obligarlo a guardar millonarias sumas de dinero.

Rogelio de la Garza -abogado en México de Zhenli Ye Gon, que lo fue también de Vicente Carrillo Fuentes y de otros presuntos narcotraficantes eminentes- apareció en la escena con versiones extrañas sobre su cliente y su abogado en Estados Unidos. Acaso porque estorba su estrategia local, asegura que la propuesta de Ye Gon a la representación mexicana en Washington fue hecha sin anuencia ni conocimiento del empresario, y que no necesariamente dice lo que aparece diciendo a AP. Asegura que Zhenli Ye Gon habría preferido hablar en inglés y no en español, que mal utiliza. Y ofreció una información relevante que debimos conocer, no por su boca, sino por el Gobierno mexicano: los 205 millones de dólares fueron enviados al Bank of America, en Estados Unidos, siendo que están bajo el régimen de bienes asegurados y oficialmente se les trasladó a la sede principal del Banco Nacional del Ejército y la Armada. El Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) supone que están en la Reserva Federal norteamericana, lo que de ser cierto, es un nuevo factor extraño, extrañísimo en el extraño caso del señor Zhenli Ye Gon, extrañamente prófugo siendo que una agencia periodística es capaz de hallarlo.

Cajón de Sastre

Terco en introducir un régimen de economía de mercado en el campo mexicano, aun en cultivos como el de la caña de azúcar que se realiza con resabios feudales, el presidente Fox sigue mostrando, siete meses después de haberse marchado, que su terquedad ha sido y es gravosa para el país. La Suprema Corte de Justicia de la Nación está discutiendo una acción de inconstitucionalidad emprendida por la Procuraduría General de la República en septiembre de 2005 para frenar la Ley de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar. Impulsada por los legisladores cañeros, esa ley iba a ser vetada por Fox, pero lo impidieron numerosas marchas de cultivadores del dulce. Ante la presión, Fox publicó la ley el 22 de agosto de aquel año, en el entendido de que serían reformados posteriormente los pasajes que le incomodaban. Como los legisladores cañeros no cumplieron su palabra, Fox pidió a la PGR iniciar esta acción de inconstitucionalidad que busca impedir la fijación del precio de la caña, pues se le supone contrario a la Constitución.

Correo electrónico: miguelangel@granadoschapa.com

Original post by Eratóstenes Horamarcada

AddThis Social Bookmark Button